Blog de Entrelibros

Librería de Investigación y Ciencia

Blog de Entrelibros - Librería de Investigación y Ciencia

FilS Mar – Feria del Libro de Santa Marta 2019

FilsMar

La Educación y la Cultura en el Desarrollo Territorial serán el eje temático de la Feria del Libro de Santa Marta, Filsmar, será organizada por la Universidad del Magdalena con apoyo de entidades públicas y privadas que le apuestan a impulsar las actividades relacionadas con el fomento de la lectura y escritura en la costa caribe colombiana.

La feria del libro samaria, contará con la participación de editores, distribuidores, libreros y demás actores de la cadena productiva del libro a nivel nacional e internacional, los cuales tendrán un espacio para dialogar sobre diversas temáticas, todas centradas en su pasión por los libros.

Esta primera versión de Filsmar, se desarrollará del 21 al 26 de mayo desde las 8 de la mañana, en el Edificio Mar Caribe de la Universidad del Magdalena, donde más de 30 editoriales y librerías tendrán su propio estand y donde además estarán más de 50 fondos editoriales, los cuales tendrán disponibles libros, revistas y tendrán publicaciones de diversas temáticas.

Los asistentes podrán disfrutar de una gran cantidad de actividades como exposiciones artísticas y de colección científica, programas lúdicos para niños y jóvenes, presentaciones de libros y revistas, club de lecturas, taller de serigrafia y conversatorios.

Para conocer todos los detalles y eventos destacados de esta feria, los invitamos a consultar su programación aquí: PROGRAMACIÓN GENERAL FILSMAR 2019

Tomado de: Seguimiento.co
Imagen: Universidad del Magdalena

Revisión por pares: ¿Qué es y para qué sirve? Última Parte

peerreview3

REVISIÓN EN LATINOAMÉRICA

Si bien es cierto, en muchas ocasiones, al momento de investigar es muy común que indaguemos fuentes americanas, incluso europeas, debido a la evidencia, validez y credibilidad que caracterizan sus estudios. Sin embargo, hay excepciones. Las investigaciones y estudios latinoamericanos, a pesar de tener igual o mejor credibilidad y validez que los ya mencionados, son poco consultados. Esta situación es realmente preocupante; hasta el punto que en diciembre del 2004 en Marrakech (Marruecos), se discutió acerca de los procedimientos para la revisión por pares en la publicación científica y el financiamiento de la investigación, especialmente de países subdesarrollados. Allí se dio a conocer la injusticia evidente del proceso actual, propenso a la frustración, rechazo, discriminación y desconfianza. Se concluyó que deben plantearse revisiones más objetivas, basadas en la calidad de la investigación y no en la edad, la afiliación, origen, género o el &quo;tpedigrí” de los autores (23,30).

Experiencias comentadas en consensos venezolanos señalaron que la revisión por pares en ese país, así como en toda Latinoamérica es muy subjetiva, carece de criterios, normas, ausencia de árbitros entrenados y política editorial. Además, se han descrito casos de fraude; graves acusaciones al delegar la responsabilidad a los árbitros en un sistema frágil (26).

Es curioso saber que desde 1996 se consideró a la revisión por expertos como el instrumento más poderoso, transparente y útil para examinar la calidad de los artículos que se envían para publicación a una revista biomédica; aun cuando este proceso no está exento de sesgos e inconvenientes (31).

Durante 1997, la Revista Médica de Chile encontró un significativo aumento en el número de revisores, en comparación con años previos, lo cual estuvo influido por varios factores, y el más importante fue la numerosa variedad temática y metodológica de los trabajos de investigación recibidos, que hace cada vez más necesario contar con la opinión de dos o más revisores, de distintas especialidades y áreas de la ciencia, para juzgarlos adecuadamente (23,39).

Es indispensable cambiar el mal hábito que tienen los estudiantes de medicina de Latinoamérica de no publicar sus investigaciones (39). Para ello es necesario mejorar la calidad de sus trabajos, difundir la importancia, acerca de dónde y cómo publicar, generar espacios de capacitación en publicación, brindar incentivos que motiven la generación de una cultura de publicación en Latinoamérica (9,24,39).

Por esto se necesita que cada día más revistas médicas latinoamericanas utilicen y practiquen este proceso, con el fin de dar más credibilidad y base a sus investigaciones y existan así mejores bases de datos en español para la búsqueda de información médica, ya que los protocolos y el manejo de pacientes se deben basar en nuestros pacientes y no en poblaciones ajenas. Es decir, revisar y guiarnos de los escritos en países con las mismas condiciones de los nuestros y no en países desarrollados, cuyos estilos de vida son diferentes.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Ventajas

Entre las ventajas más comunes de la revisión de pares se destaca que sólo mediante este procedimiento es posible obtener juicios válidos y directos sobre la calidad de productos o procesos, a diferencia de indicadores que sólo reflejarían aproximada y parcialmente los aspectos cualitativos de aquellos (10,23). También se valora que la revisión por pares sea flexible, que se adapte a las tradiciones de las diversas disciplinas o, incluso, paradigmas o escuelas. Asimismo, puede usarse, con adaptaciones mínimas, a diversos tipos de unidades, instituciones, carreras, o proyectos (10,14,18,20,29,40).

  1. Da transparencia al proceso de publicación, pues el juicio de si un artículo es publicable o no recae en los científicos con mayor experiencia en un tema. Estos, usualmente, tienen una mejor visión crítica y están en capacidad de expresar muy objetivamente su opinión (20,32).
  2. Mejora los artículos. El análisis hecho por personas sobresalientes, hace que sus sugerencias beneficien la interpretación que los autores hacen de sus hallazgos (18,29,31).
  3. Ayuda a aumentar la calidad de la revista al elegir solo aquellos artículos innovadores, que generen nuevos conocimientos o que presentan conceptos originales para el cuerpo de lectores de la revista (18,20,31).
  4. Ayuda a verificar investigaciones. Se pueden encontrar o diferenciar los errores que se presenten no solo en investigaciones sino también en procesos o elaboración de procedimientos, tanto en salud como en todas las áreas (18,40,41).

Desventajas

Uno de los aspectos más criticados por la mayoría de los investigadores que analizan el sistema de revisión por expertos es la lentitud del mismo: la evaluación de un trabajo puede prolongarse durante meses (11,31, 40,42).

Existen indicios adicionales que sugieren que los árbitros evalúan los trabajos según sus resultados, por ejemplo, dependiendo de que apoyen o contradigan sus propias creencias. Así, por ejemplo, en una investigación se pidió a 33 investigadores que evaluaran un documento ficticio sobre la estimulación eléctrica nerviosa. Los resultados muestran que las preconcepciones de los pares tenían una clara influencia en la evaluación, de modo que los revisores que era probable que estuvieran de acuerdo con los resultados del trabajo tendían a juzgarlo menos duramente que los árbitros que, debido a sus ideas, eran más proclives a discrepar (10,11).

En otro estudio concluyeron que los editores de estas revistas utilizan sus relaciones profesionales para localizar los buenos trabajos. Por lo tanto, una práctica interpretada por muchos autores como «favoritismo», puede, de hecho, aumentar la calidad de las revistas (10,11,20,30) y se ve reflejado también como un problema el conflicto de intereses, ya sea tanto para la revista como para el árbitro que se encarga de evaluar la revisión (15,43,44).

Otro de los problemas es que aún se cuentan con pocas pruebas de que la revisión por pares realmente mejora la calidad de las investigaciones o publicaciones debido a que tiene muchos sesgos como los ya mencionados, y aún le falta mucho por mejorar, así como el exceso de trabajo para los árbitros y el no pago o baja paga que se refleja en malas evaluaciones por trabajo adicional (45,46).

También se discute si la identidad de los revisores (árbitros) debe mantenerse en secreto, pues abundan las conductas desviadas de todos los tipos, desde lecturas demasiado superficiales a revisiones que protegen teorías/modelos canónicas (o simplemente las del revisor mismo), pasando por el robo de ideas, el retraso injustificado u otros intereses mezquinos de quienes fueron seleccionados para controlar la calidad. Y es que en la ciencia, como en cualquier otra empresa humana, no sólo hay muchos intereses nada obvios, sino que cada día son más los negocios que se basan en un dato publicado aunque sea falso (9,11,20,44,46).

Dentro de los posibles sesgos o desventajas que podemos encontrar tenemos:

  1. Resultados con escasa significancia estadística. Los investigadores parecen ser conscientes de que los artículos con resultados pobres son difíciles de publicar. Una encuesta a autores de ensayos médicos-clínicos publicados frente a ensayos inéditos constató que la razón más importante para no haber enviado los artículos a ninguna revista fue la obtención de resultados estadísticamente no significativos. Existen claras evidencias, especialmente en psicología y en biomedicina, que las revistas tienden a publicar artículos en los cuales se presentan resultados estadísticamente significativos, es decir, solo publica lo que funciona. Por otro lado, observó que el grado de rigor en la evaluación metodológica era menor cuando el estudio presentaba resultados no significativos o significativamente pobres, a diferencia cuando el estudio presentaba resultados contrarios, incluso aún cuando la metodología era idéntica. Además, la probabilidad de que los revisores recomendaran la publicación de los artículos era 3 veces mayor cuando el trabajo presentaba resultados estadísticamente significativos que en caso contrario (11).
  2. La replicación. Las instituciones que financian la investigación se resisten a invertir sus recursos en promover simples replicaciones, por el hecho de existir una diferencia considerable de estatus entre ser el primero en publicar un descubrimiento y ser simplemente quien lo confirma. Las revistas insisten en publicar trabajos originales, y se oponen a dedicar su escaso espacio a artículos que simplemente reproducen resultados anteriores (11,12).
  3. Trato preferencial. Muchos autores se han quejado del trato preferente dado a algunos investigadores debido a su estatus académico. Un conocido psicólogo de la Universidad de Harvard, Robert Roshenthal, describió cómo, cuando era sun joven profesor de la Facultad de Psicología en la Universidad de Dakota del Norte, fue incapaz de publicar entre 15 y 20 trabajos que escribió. Años más tarde, al trasladarse a Harvard, la mayoría de estos originales habían sido aceptados por las mismas revistas que previamente los habían rechazado (11,40).
  4. Sesgo nacional en la publicación. Ernst y Kienbacher examinaron todos los trabajos enviados en 1990 a 4 revistas de Gran Bretaña, Suecia, EE.UU. y Alemania y descubrieron que era más probable que las revistas acepten publicar trabajos nacionales (11).
  5. Publicaciones anteriores. Los árbitros que conocen la identidad del autor de un artículo podrían tener en cuenta el éxito y valor de sus trabajos anteriores, lo que cambiaría de alguna manera la evaluación, es decir que las decisiones del revisor y editor estarían predispuestas a favor de los autores más conocidos (11,36).

Algunas de las ventajas y desventajas más sobresalientes se encuentran en la Tabla 1.(3)

A ciencia cierta son muchas las razones que existen a favor y en contra de la revisión por pares, claro ejemplo de la situación es el hecho de que muchos artículos de investigación en psicología educativa están siendo aceptados para su publicación por editores y revisores, a pesar de tener defectos estadísticos importantes. No obstante, aparecen en revistas prestigiosas y son utilizados para tomar decisiones políticas, o sirven como punto de partida para investigaciones posteriores (11,20,23).

Se han encontrado casos peores. David Horrobin, editor médico, ha identificado numerosos descubrimientos científicos importantes o de artículos innovadores que fueron inicialmente rechazados por los árbitros. Algunos de los artículos rechazados resultaron ser posteriormente muy influyentes en sus respectivas disciplinas. Otros investigadores han estudiado casos similares de rechazos incorrectos. Gans y Shepherd pidieron a 140 economistas importantes, incluyendo todos los ganadores vivos del premio Nobel en Ciencias Económicas, que analizaran casos en los que las revistas rechazaron sus artículos. Sólo 3 de los 20 economistas ganadores del premio Nobel afirmaron que nunca habían tenido un artículo rechazado. Sin embargo, algunos de los artículos rechazados eran considerados por sus autores como sus mejores trabajos, y figuraban entre sus obras más citadas (11).

Hemos encontrado ejemplos adicionales de artículos relativos a descubrimientos que, con el tiempo, fueron recompensados con el máximo galardón científico: el premio Nobel y que fueron inicialmente rechazados por los revisores y editores de las revistas científicas. Entre ellos, Severo Ochoa (Síntesis de los ácidos nucléicos), Arne Tiselius (Electroforesis), Klaus von Klitzing (Efecto Hall cuántico), Murray Gell-Mann (Teoría de los Quarks), Hans Krebs (Ciclo del ácido tricarboxílico o ciclo de Krebs), Hideki Yukawa (Predicción de la existencia del mesón) y así hasta un total de 36 casos (11). (Ver tabla 1).

tabla3

Con frecuencia, el rechazo por árbitros tiene su origen en la resistencia de los científicos en aceptar nuevas teorías y descubrimientos. Muchas veces, una observación o un descubrimiento chocan frontalmente con las concepciones y las teorías actuales. En estos casos se pone en evidencia la dificultad que existe para que los propios científicos acepten nuevas ideas y, en otros casos, los editores y los revisores no distinguen entre el objetivo de la evaluación, ya sea para identificación de contenido científico o técnico que sirva de base para otros artículos, o como mejora de artículos de investigación (11,20,47,48).

CONCLUSIONES

La investigación es un proceso que se inicia cuando surge una interrogante y que recién culmina con la publicación del manuscrito; el ser estudiante o graduado no determina la calidad de una investigación, sino más bien la rigurosidad científica con la que se haya realizado (39).

Los problemas con la revisión por pares no son nuevos. Con este artículo buscamos presentar una discusión amplia, analizando otras áreas de la ciencia y los intentos en marcha para mejorar este proceso de revisión.

El análisis sobre la participación de pares en procesos de evaluación involucra un problema principal que es el de cómo encontrar el equilibrio adecuado que permita, por un lado, obtener una mirada valorativa única, producto del conocimiento y experiencia previa del evaluador, que rescate de cada situación evaluar la riqueza que sólo una mirada de este tipo puede dar sin que, por el otro lado, esta mirada tan específica del evaluador esté sesgada por pre-conceptos u otras subjetividades producto de situaciones e intereses particulares, ajenos al rol asignado, pero íntimamente asociado a su pertenencia a la comunidad académica (10).

____________________________

Conflicto de intereses

El Dr. Caballero es editor de la revista Salud Uninorte.

REFERENCIAS

1. Revisión por pares. [Citado el 11 de septiembre de 2007]. Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Revisi%C3%B3n_por_pares

2. Jerome P. Kassirer, MD, Edward W. Campion, MD. JAMA. Peer Review: Crude and Understudied, but Indispensable. (1994; 272:96-97. [Citado el 20 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://www.amaassn.org/public/peer/7_13_94/pv3089x.htm

3. GoldbeckWood S. Evidence on peer review- scientific quality control or smokescreen? BMJ 1999;318:44-5. [Citado el 23 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=1114539

4. Jefferson T, Wager E, Davidoff F. JAMA. Measuring the quality of editorial peer review. 2002; 287:2786-2790. [Citado el 4 de octubre de 2007]. Disponible en:http://jama.ama-assn.org/cgi/content/ abstract/287/21/2786

5. International Congress on Peer review and biomedical publication. Septiembre 2005. Chicago-Illinois, USA [Citado el 13 de noviembre de 2007]. Disponible en:http://www.ama-assn.org/public/peer/ prc2005prog.pdf

6. Sosa de Martínez MC, Pablos Hach JL, Martínez Sosa MC. La revista científica en medicina (I de XIV). Acta Pediatr Méx 1999; 20(2): 88-93.

7. Sosa de Martínez MC, Pablos Hach JL, Martínez Sosa MC. Las revistas médicas y la metodología de sus escritos. Rev Mex Urol 2006; 66(3): 143-147.

8. William A. Dembski. Abril 2002. Obssively criticized but scarcely refuted: a response to Richard wein. [Citado el 3 de noviembre de 2007]. Disponible en:http://www.designinference.com/documents/05.02.resp_to_wein.htm

9. La crisis del peer review. Octubre de 2006. [Citado el 19 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://www.bibliometria.com/ index.php?s=factor+de+impacto

10. Marquina M. La evaluación por pares en el escenario actual de aseguramiento de la calidad de la educación superior. Dic. 2006 En:http://www.coneau.edu.ar/ archivos/1331.pdf

11. Campanario JM. El sistema de revisión por expertos (peer review): muchos problemas y pocas soluciones. Rev Esp Doc 2002; 25 (3): 166-184. [Citado el 18 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://redc.revistas.csic.es/ index.php/redc/article/view/107/171

12. Alexandrov GA. The purpose of peer review in the case of an open-access publication. Carbon Balance and Management 2006; 1:10.

13. Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas. Requisitos uniformes para los manuscritos enviados a revistas biomédicas: Redacción y edición para publicación biomédica. ICMJE; Revistas Biomédicas. Actualizado en noviembre de 2003 (AMERBAC). [Citado el 12 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://www.icmje.org

14. Plasència A, García A, Fernández E. Revisión por pares ¿buena mala o todo lo contrario? Gaceta Sanitaria 2001; 15 (5): 378-379.

15. WAME Recommendations on Publication Ethics Policies for Medical Journals. Disponible en: http://www.wame.org/resources/ publication-ethics-policies-for-medicaljournals/

16. Atrian Salazar ML, Fuentes Ramírez M, y Oropeza Abundez C. Salud pública México. La publicación científica, objeto de investigación 2001; 43 (6): 624-625 [citado 2007-10-19]. Disponible en:http://scielo.unam.mx/

17. Les Grivell. Through a glass darkly. The present and the future of editorial peer review. EMBO Reports 2006; 7 (6): 567-570. Citado 11/09/2007. Disponible en:http:// www.nature.com/embor/journal/v7/n6/ full/7400718.html

18. Guidelines for peer review in the fire protection design process. October 8, 2002. http://www.sfpe.org/upload/peer_review_guidelines. pdf

19. Edward W. Campion, Gregory D. Curfman, Jeffrey M. Drazen, Tracking the Peer-Review Process. NEJM 2000 nov 16; 20. 343:1485- 1486.

20. Gitanjali B. Peer review — process, perspectives and the path ahead. J Postgrad Med 2001; 47:210.

21. Pablos Hach JL, Sosa de Martínez MC, Martínez Sosa MC. Las revistas médicas y la metodología de sus escritos. Normas de Vancouver para la publicación de un artículo científico. Rev Mex Urol 2007; 67(6): 329- 334.

22. Parlamentary office of science and technology. Peer review. Postnote sep 2002; 182:1-4. [Citado el 25 de septiembre de 2007]. Disponible en: http://marpauta. googlepages.com/peerreview

23. Brunner y otros. 1995. Los procesos de revisión por pares. Peer review. [Citado el 4 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www. schwartzman.org.br/simon/brunner95/ recuadro8.htm

24. Cuevas RF, Mestanza M. La evaluación científica y el sistema de revisión por pares. CSI Boletín 46. [Citado el 24 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://sisbib.unmsm. edu.pe/BibVirtualData/publicaciones/ consejo/boletin46/art_interes.pdf

25. Laguna Sanjuanelo S, Caballero-Uribe CV, Lewis V, Mazuera S, Salamanca JF, Daza W, Fourzali A. Consideraciones éticas en la publicación de investigaciones científicas. Salud Uninorte 2007; 23 (1): 64-78. [Citado el 16 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://ciruelo.uninorte.edu.co/pdf/salud_ uninorte/23-1/8_Consideraciones%20eticas.pdf

26. Stegemann H. Revisión por pares y capacitación de árbitros. Experiencia de Venezuela. Reunión de editores de revistas científicas de Lilacs y Scielo. Salvador, Bahía, Brasil 2005 Asereme, Caracas, Venezuela. [Citado el 20 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://bvs4.icml9.org/gt/scielo/public/documents/Revision%20por%20 pares%20y%20capacitacion%2020-091731.ppt

27. Nature (2006) Despite enthusiasm for the concept, open peer review was not widely popular, either among authors or by scientists invited to comment. [Citado el 15 de September de 2007]. Disponible en:http:// www.nature.com/nature/peerreview/ debate/nature05535.html

28. En qué consiste el sistema de revisión llamado de “Doble Ciego”? [Citado el 20 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www2.uah. es/jmc/webpub/R17.html

29. DS Katz, Proto AV and Olmsted W. Incidence and nature of unblinding by authors: our experience at two radiology journals with double-blinded peer review policies. AJR 2002; 179:1415-1417.

30. Mainguy G, Motamedi MR, Mietchen D. Peer review-The newcomers’ perspective. PLoS Biol 3(9): e326. who made an equal contribution to this work, Daniel Mietchen, are all with the World Academy of Young Scientists. 2005 [Citado el 15 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://www.waysnet.org.

31. Llanos G. La alegría de publicar. Revisión por expertos Colombia Médica 1996; 27: 37- 8. [Citado el 11 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol27No1/expertos.pdf

32. Revisión por pares – Información general sobre arbitraje como concepto de calidad. Aspectos de interés para lectores, autores y revisores de las publicaciones de Veterinaria.org y en especial de sus revistas científicas REDVET y RECVET. Citado 15/09/2007.

33. Añez JC. Revisión por pares “peer reviews”. 6 June 2007. [Citado el 11 de septiembre de 2007]. Disponible en: Neogeny:http://blog. neogeny.org/2007/06/sobre-la-revisin-porpares. html

34. How does PLoS medicine manage competing interests? The PLoS Med Editors 2005 March; 2(3): e88.

35. Alley M. The craft of scientific writing: Springer Verlag New York; 1987. [Citado el 15 de septiembre de 2007]. Disponible en: http://books.google.com/books?hl=es&lr=&id=o302kOKFnhYC&oi=fnd&pg=PR7&dq=26.%09Alley+M.+The+craft+ of+scientific+writing:+Springer+Verlag+New+York%3B+1987.&ots=FeN6lsk83e&sig=pd 4DpY5fvy Y5sv8m6TKx1jtkCyw

36. La dudosa relación entre revisión por pares y calidad. Juan Gérvas Canencia de la Sierra. Madrid. Equipo CESCA. Madrid. [Citado el 11 de noviembre de 2007 ]. Disponible en:http:// scielo.isciii.es/pdf/gs/v16n3/v16n3a11.pdf

37. Elizondo Rivera RL, Bosques Padilla FJ. Cómo escribir un artículo científico, cómo lograr que su investigación sea publicada. Rev Gastroenterol Mex 2007; 72 (2):113-116

38. Alfaro V. Redacción de artículos científicos en oncología. [Citado el 23 de septiembre de 2007]. Disponible en:http://abonnieren. merck.de/servlet/PB/menu/1401830/index.html

39. Revista Médica de Chile 1998 julñ 126 (7). Crónica revisión por pares durante 1997. [Citado el 29 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www.google.com/search

40. Ethical publishing: the innocent author‑s guide to avoiding misconduct. Wager Menopause Int 2007; 13: 98-102

41. Quality Assessment Tools: ACOG Voluntary Review of Quality of Care Program, Peer Review Reporting System. Lichtmacher A. Obstet Gynecol Clin North Am 2008 Mar; 35(1):147-62.

42. Fogel J. Is Cybermedicine Killing You? – Peer Review and Evidence-Based Medicine. J Med Internet Res 2005;7(4):e38 [Citado el 6 de diciembre de 2007]. Disponible en:http://www.jmir.org/2005/4/e38/

43. Richelle J. Cooper, Malkeet Gupta, Michael S. Wilkes, Jerome R. Hoffman. Conflict of interest disclosure policies and practices in peer-reviewed biomedical journals. Septiembre 2005. [Citado el 18 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www.blackwell-synergy.com/doi/abs/10.1111/ j.1525-1497.2006.00598.x

44. Barrios-Vásquez S. Conflicto de intereses. Rev Colomb Obstet Ginecol 2007 oct-dic; 58(4):296-303.

45. Enserink M. Peer review and quality: a dubious connection. Science 2001;293:2187-8. Citado 23/20/2007.Citado 15/08/2007.

46. The Peer Review Process. A Report to the JISC Scholarly Communications Group. Fytton Rowland, Department of Information Science, Loughborough University, Loughborough, Leics LE11 3T.http://www.jisc.ac.uk/ uploaded_documents/rowland.pdf

47. Shashok K. Content and communication: How can peer review provide helpful feedback about the writing? BMC Medical Research Methodology 2008; 8:3.

48. Indicating Sections That Are Not Peer-Reviewed, August 24, 2007.

49. Rothwell PM, Martyn CN. Reproducibility of peer review in clinical neuroscience. Is agreement between reviewers any greater than would be expected by chance alone? Brain 2000; 123: 1964-1969.

50. Bandolier. Evidence based thinking about health care. How good is peer review? [Citado el 12 de octubre de 2007]. Disponible en:http://www.jr2.ox.ac.uk/bandolier/band88/b88-4.html.

Tomado de: Revista Científica Salud Uninorte, Vol 24, No 2
Imagen: http://scienceblogs.com/

Revisión por pares: ¿Qué es y para qué sirve? Primera Parte

Revista Científica Salud Uninorte, Vol 24, No 2

Revisión por pares: ¿Qué es y para qué sirve?

Peer Review: what it’s and what it’s for?

Michele Ladrón de Guevara Cervera1, Jhoana Hincapié1, Joseph Jackman1, Omar Herrera1, Carlo Vinicio Caballero Uribe2

1 Estudiantes de Medicina Interna II, Universidad del Norte, IX Semestre.

2 Médico Reumatólogo. Docente del Departamento Clínicas, División Ciencias de la Salud, Universidad del Norte corrrespondencia: Universidad del Norte, Km 5 vía a Puerto Colombia, A A. 1569, Barranquilla (Colombia).

peerreview

Flickr/AJ Cann, CC BY-SA

Resumen

La revisión por pares es una herramienta usada en la valoración crítica de los manuscritos enviados por los expertos a las revistas científicas; su implementación genera dudas respecto al proceso de evaluación. Con el objetivo de aclarar el proceso de revisión por pares en este artículo se explican las interrogantes más frecuentes y se hace referencia a las ventajas, desventajas y a cómo mejorar el proceso, así como también su importancia, teniendo en cuenta que todas las investigaciones deberían ser sometidas a este proceso, para su validación previa a la publicación. Por otro lado, se comenta la situación actual en Latinoamérica, con el fin de establecer medidas que ayuden al mejoramiento del proceso. Finalmente, comentamos los parámetros actuales en relación con el proceso de revisión por pares y su metodología.

Palabras claves: Revisión por pares, revisión por expertos, publicación científica, ventajas, desventajas.

Abstract

The peer review is a tool used in the critical valuation of the manuscripts sent to the magazines by the experts, which generate doubts as far as this process of evaluation; with the aim of clarifying the process of peer review the questions are explained but frequent and reference to the advantages becomes, disadvantages and like improving the process, as well as its importance, considering that all the investigations would have to be put under this process, for its previous validation to the publication. On the other hand, the present situation in Latin America comments, in order to establish measures that help the improvement of the process. Finally, we commented the present parameters in relation to the process of peer review and their methodology.

Key words: Peer review, review by experts, scientific publication, advantages, disadvantages.

INTRODUCCIÓN

La revisión por pares es un método complejo y riguroso de gran importancia que se ha usado para validar trabajos científicos escritos por un grupo de expertos. El propósito de la revisión de pares es medir la calidad, factibilidad y credibilidad de las investigaciones, con miras a ser publicadas, ya sean sus procesos o sus efectos, o para presentarlos ante organismos de financiamiento (1,2,3).

La revisión por pares nos lleva a plantearnos la importancia de la rigurosidad que debe tener este proceso en las investigaciones e información del área de la salud, ya que toda evidencia o publicación clínica tiene repercusión directa en el paciente (4,5). Por tal motivo, es necesario reconocer las fallas más comunes y los factores de riesgos que conlleven a que este proceso tenga poca calidad, así como las ventajas y desventajas del mismo.

ANTECEDENTES

A pesar de su trascendencia en el trascurrir del tiempo, aún se desconocen ciertos aspectos de cómo llevar a cabo este proceso. Se señala que desde el siglo XVII las revistas científicas empezaron a publicarse. El Journal de Scavans se publicó en París en 1665; un tiempo después aparece en Inglaterra la revista Philosophical Transactions of the Royal Society (6,7) y así fue aumentando de manera rápida durante el siglo XIX el número de revistas (6,7).

Ante la evidencia del aumento de revistas, se creó la necesidad de implementar un método que desde el siglo XX se viene ejercitando como parte integral de un proceso de publicación de trabajos científicos (8,9,10);

como son los de Zuckerman y Merton, y la investigación de Crane sobre los patrones de comunicación científica(11). Debido a que anteriormente su uso era opcional, no era nada extraño que los propios editores de las revistas revisaran todos los escritos y los modificaran, excluyendo su “aplicación” de la revisión de dichos pares, como por ejemplo en los artículos revolucionarios de Albert Einstein, “Annus Mirabilis” en 1905, de Annalen der Phyis(1); estas publicaciones que no fueron evaluadas mediante el método de revisión por pares, sino por Max Planck, quien era jefe del consejo editorial y tomó solo la decisión de publicarlos al ver la importancia de dichos manuscritos (1).

Hay que agregar que a principios del siglo XX era más sencillo publicar a aquellos autores que habían exhibido sus trabajos previamente que a los nuevos que apenan surgían. A raíz de esto, el proceso ha sido fuertemente criticado y polemizado como lo fue en 1982, en un artículo de Peters y Ceci (11), Behavioral and Brain Sciences, que provocó un acalorado debate sobre la validez del sistema de revisión por pares. En este trabajo, Peters y Ceci explicaban un experimento que consistió en el envío de 12 trabajos previamente publicados en las mismas revistas de psicología en las que habían aparecido dichos artículos, los únicos cambios que ellos introdujeron se referían a los nombres y afiliaciones institucionales de los supuestos autores; los resultados fueron sorprendentes: de 38 editores y árbitros que evaluaron los trabajos, sólo 3 detectaron los envíos duplicados. Teniendo en cuenta lo anterior, este proceso puede tener grandes deficiencias y quizás aun hoy se estén repitiendo estas situaciones, lo cual obliga a trabajar cada día para mejorar la técnica de revisión por pares y así lograr erradicar las deficiencias que este proceso pueda tener. De hecho, con el transcurrir del tiempo diferentes autores mostraron el proceso de revisión por pares como un método importante en la evaluación; además, fueron agregando mejorías, llevándolo hasta lo que se conoce en la actualidad. En la Tabla 1 se indican algunos de estos autores con sus respectivos trabajos (12).

tabla1

Esas tales Normas APA no existen

Business people with question mark on boards

Un profesor cuestiona el uso de esta medida en las universidades 
colombianas: “millones de estudiantes están confundidos tratando 
de seguir estas normas”

No son pocas las veces que como estudiante me fueron exigidas las Normas APA para la presentación de mis trabajos, y, por inercia, tampoco fueron pocas las veces que siendo docente las exigí a mis estudiantes. Hoy en día siento vergüenza, no por mí, porque al menos tuve en algún momento -mejor tarde que nunca- el valor para indagar, conocer y aprender que las Normas APA no existen, sino por un sistema educativo impregnado de malos hábitos, como no indagar a profundidad, quedarse siempre solo con lo que le dicen otros, adoptar modelos extranjeros sin ningún sentido crítico, para mencionar solo unos pocos.

Estos malos hábitos se puede afirmar que hacen parte de todo el sistema educativo colombiano, pero se evidencia fuertemente en las Universidades de nuestro país. Y este no es un error solo de algunas universidades, si hacemos una búsqueda superficial en un buscador de internet encontraremos resúmenes y compendios de las Normas APA emitidas por casi todas las universidades colombianas, incluyendo las consideradas más grandes o mejores.

Pues la realidad es que si un estudiante – pocos tienen la capacidad económica y menos el interés – o un profesor, se toma el trabajo de conseguir la Sexta Edición, es decir el libro original en su más reciente versión, de lo que conocemos en Colombia como las normas APA, lo que podrá adquirir es un documento que se llama Publication Manual of the American Psychological Association, que traducido  al español viene siendo algo así como el Manual de Publicaciones de la Asociación Americana de Psicología.

Para los buenos lectores ya salta a la vista que el nombre del libro no menciona por ningún lado la palabra normas; y este no es un error superficial o trivial, pues esta palabrita tiene implicaciones muy serias, no solo en la forma de comprender este tema, sino en la forma de aplicar lo que hasta ahora muchos consideraban las normas de citación y referenciación más utilizadas en las ciencias sociales y humanas en el mundo entero.

Pero entonces, ¿de dónde salió el remoquete de normas, que se le puso acá en Colombia a las recomendaciones y sugerencias de estilo, que hace la APA para la publicación de documentos de carácter científico? La respuesta es sencilla, de la tradición, del voz a voz, de la transferencia que hicimos de algo que ya existía y que hoy en día es obsoleto, pero sobre todo de la cultura del colombiano de que las cosas deben ser obligatorias o sino no las hacemos.

Pues para irnos un poco a la historia, las personas de mi generación recordamos algunos con nostalgia, otros con algo de rencor, como desde el colegio y luego en la universidad nos torturaron con las Normas Icontec, las cuales eran una serie de imposiciones sobre la forma de presentar trabajos escritos en el marco colombiano. Estas incluían entre otras cosas, márgenes, interlineados, nomenclatura y muchas más cosas sobre la forma, siempre sobre la forma de presentar documentos escritos.

Cuando la ciencia -un poco tarde tal vez- empezó a llegarnos a los colombianos, tanto en el ámbito académico como profesional, los investigadores empezamos a conocer otros escenarios, otras exigencias y otros requerimientos referentes a la forma de presentar algunos documentos, como lo son los artículos resultantes de investigaciones científicas. Y fue ahí cuando en las facultades de ciencias sociales y humanas de Colombia, se empezó a hablar de la Asociación Americana de Psicología, mejor conocida por la sigla de su nombre en inglés: APA, y de su Manual de Publicaciones, y no sabemos quién -pero alguien tuvo que ser el primero- le pareció muy apropiado para el contexto colombiano llamarlas normas APA.

Es así como hoy en día encontramos innumerables documentos que nos resumen las normas APA. Resúmenes claro, pues no parece probable que un colombiano quiera leerse las 272 páginas de la Sexta Edición, y menos en inglés. Y encontramos también un número muy significativo – sino es que casi todos- de profesores universitarios en el campo de las ciencias sociales y humanas, que exigen las normas APA a sus estudiantes para la presentación de sus trabajos escritos. Y encontramos millones de estudiantes confundidos tratando de seguir estas normas para lograr buenas calificaciones, que al fin y al cabo es el objetivo de la mayoría.

Pero, ¿en dónde surge la pregunta que da título a este documento?, pues cuando descubrimos en una universidad colombiana el fenómeno, en el que un estudiante le presenta a un profesor de una materia un trabajo con las normas APA al pie de la letra – tal como se las enseñaron- y obtiene una felicitación por su rigurosidad, y luego en el mismo semestre en la misma universidad le presenta otro trabajo a otro profesor siguiendo las mismas normas APA y éste le baja la nota porque no sabe aplicar correctamente estas sagradas normas.

Y entonces, ¿a qué se debe esto? Me puedo aventurar a una respuesta que espero los docentes colombianos la tomen de forma constructiva. Se debe a que los docentes colombianos no leemos, tomamos sin sentido crítico lo que nos dicen y lo replicamos. Casi que me atrevo a asegurar que son pocos los profesores colombianos que han tenido en sus manos el libro de la Sexta Edición del Manual de Publicaciones de la Asociación Americana de Psicología, aunque no me atrevería de igual forma a imaginar cuántos de los que lo han tenido, efectivamente lo han leído, y cuántos de los que lo han leído, han decidido compartir el conocimiento para sacar de su error a otros tantos colegas.

Por último, si me preguntan cuál es la trascendencia de este tema, de si le decimos normas o solo manual de publicaciones, pues ahí tengo una fuerte opinión. Resulta que las normas son para cumplirlas al pie de la letra, aunque para los colombianos esto suene hasta chistoso, para eso se supone que son las normas. Mientras que lo que hace la Asociación Americana de Psicología, son unas recomendaciones y sugerencias, las cuales incluso invitan explícitamente a adaptar a cada contexto y situación, y que no se refieren a la forma, pues a la ciencia realmente no le interesa mucho las márgenes ni los interlineados, sino que a la ciencia lo que le interesa es la citación y referenciación correcta de las fuentes, dentro de algo muy importante que es el correcto otorgamiento de crédito a las personas y contenidos que tomamos como marco de referencia para nuestras propias iniciativas científicas.

Para concluir entonces, ya que creo que les he dejado la inquietud sobre la inexistencia de las tales Normas APA, los invito a buscar los documentos originales, a leerlos y a hacernos nuestras propias ideas y opiniones. Así mismo, invito a las personas que lideran los procesos de investigación en las instituciones de educación superior colombianas a difundir correctamente la información, y sobre todo invito respetuosamente a los docentes que exigen el Estilo que recomienda la APA, a conocer y difundir exactamente qué es lo que exigen a sus estudiantes, socializar y divulgar el contenido real del Manual de Publicaciones, educar sobre el porqué de estas recomendaciones, y así dar un paso en la dirección correcta para afianzar una cultura de la ciencia en nuestro querido país.

Tomado de: www.las2orillas.co Por: Angel Eduardo Marín Quintero
Fotografía: www.placerespr.com

Nuevos Lineamientos de Colciencias para mejorar la calidad de las publicaciones científicas nacionales

colci

El Departamento Administrativo de Ciencia Tecnología e Innovación – Colciencias presenta los nuevos lineamientos formulados por su Dirección de Fomento a la Investigación para ampliar la participación de los investigadores y las revistas científicas nacionales en los círculos mundiales de comunicación científica. Lo anterior como respuesta a una limitada contribución del país a la generación y divulgación de conocimiento a nivel mundial, expresada en el bajo número de publicaciones científicas de autores nacionales, un bajo impacto de las mismas, así como de las revistas científicas nacionales.

Tras presentar los principales avances internacionales en cuanto a la valoración del impacto de las publicaciones científicas, la evolución de los mecanismos nacionales usados por Colciencias para tal fin, un análisis del impacto de las revistas científicas nacionales presentes en Publindex, así como una revisión de los diferentes caminos que han tomado agencias homologas en América Latina, la presente política plantea dos objetivos principales. Primero, aumentar la participación de los investigadores nacionales en la producción científica internacional divulgada en revistas científicas indexadas en índices citacionales de alto impacto y segundo, aumentar la presencia de las revistas científicas nacionales en los índices citacionales y bases de datos que las comunidades científicas de las diferentes disciplinas reconocen como espacios para la divulgación de resultados de investigación con alto impacto científico.

De esta forma Colciencias y su sistema de evaluación y clasificación de revistas científicas nacionales se pone a tono con los más recientes avances conceptuales y metodológicos para valorar el impacto de la producción científica, actualización que permitirá a la comunidad científica nacional ganar nuevos espacios y audiencias para los resultados de su actividad investigativa.

Documento: Política para mejorar la calidad de las publicaciones científicas nacionales

Tomado de: http://www.colciencias.gov.co/
Fotografía: Colciencias