Blog de Entrelibros

Librería de Investigación y Ciencia

Blog de Entrelibros - Librería de Investigación y Ciencia

MONOPOLIOS SINDICALES….

Por Rafael Hands Díaz, Docente adscrito a la Facultad de Ciencias Económicas y Escuela de Relaciones industriales de la universidad de Carabobo

Valencia- Venezuela

El sistema de democracia y participación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) promueve,

lamentablemente, la existencia de monopolios sindicales, justo a la medida de esa organización

internacional y la creación de la normativa internacional del trabajo. Esto es claro cuando no admite

el diálogo social y comunicación amplia con una pluralidad de sindicatos representativos. Con tal

postura “cuida” los intereses de grandes corporaciones que protegen a esta aristocracia sindical, o

sindicatos mayoritarios permisivos y financiados por esas mismas corporaciones.

Por eso -cuando la OIT impide la participación en el diálogo internacional de sindicatos más pequeños

pero muy representativos- no está más que encubriendo a esas grandes corporaciones y a sus

sindicatos que, al final, defienden juntos los mismos intereses. Es una locura, una contradicción, un

contrasentido que sindicatos y empresas tengan los mismos intereses ya que ello va en detrimento de

los trabajadores que dicen defender.

Entonces, para entender bien esta cuestión ilustremos el asunto con dos ejemplos colombo-venezolano,

y es el caso de ANDI y la CTC (Colombia): y Fedecámaras y la CTV (Venezuela), cuatro organizaciones

sindicales que han actuado conjuntamente y que también lo hacen en Ginebra en la OIT. En conclusión:

El objetivo original de diálogo y justicia social para conducir a los trabajadores hacia un trabajo decente,

queda obstaculizado por la misma OIT incapaz de detener las miserias, pobreza y privaciones que es su

principal cometido contemplado en el preámbulo de su Constitución de 1919…

La OIT -con esta actitud de veto sindical- protege sólo los intereses de las grandes potencias y

sus corporaciones, dejando descartados, vetados a los países menos desarrollados que son -

permanentemente- excluidos proliferando en ellos la pobreza…

La OIT de hoy no es el sistema social que debería ser, al contrario, es un SISTEMA JERARQUICO DE

PODER. Utiliza una descarada omisión de las metas que debe perseguir la Organización de Naciones

Unidas (ONU)…

Si te gustó este artículo puedes compartirlo con tu red social preferida
Categoría: La Editorial
  • Ana Torres comentó:

    El articulo es novedoso e interesante ya que se proponen cambios que tendran que darse (en algunos casos ya se estan dando) en el dia a dia laboral

  • william comentó:

    Estos monopolios Sindicales o sindicaleros aparecen y son protegidos por grandes mafias empresariales agrupadas en nuestra Nacion por FEDECAMARAS; sindicaleros negociadores de contratos que solo favorecen a los patronos y gran Capital Mundial; es el caso de sindicaleros en nuestra patria que poseen grandes fortunas y camionetas lujosas hasta guardaespaldas beneficios que esos capitalistas Empresarios dan a estos seudos-Dirigentes y protegidos por la OIT, porsupuesto a cambio de reinvindicaciones sociales de los trabajadores

  • william comentó:

    Realmente los trabajadores han quedado desamparados por seudo-dirigentes sindicaleros capitalistas que han echo de esta lucha un negocio redondo con las transnacionales, de poder poniendose de rodillas ante la embestida Empresarial , poco han echo en la lucha por verdaderas reinvidicaciones salariales de los trabajadores, ejemplo importante aqui en Venezuela donde los sindicatos no tenemos represntacion de ninguna federacion o confederacion que agrupe la mayoria de base de los sindicatos del pais, solo agrupan sindicatos poderosos a los que se les da participacion en eventos internacionales, dejando de lado sin participacion alguna a aquellos sindicatos de trabajadores y trabajadoras populares de pequeñas y medianas empresas que nos negamos a ser serviles titeres y que verdaderamente enfrentamos la patronal, y luchamos por las reinvindicaciones de nuestros afiliados sin obtener un centavo a cambio de traicionar la clase trabajadora

  • Jose Manuel Magalhaes comentó:

    El autor descubre una realidad muy poco conocida, yo diría desconocida en el Derecho Colectivo y nos presenta una importante disfunción del mundo del trabajo.

Antes de comentar lea nuestras Políticas de uso

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


+ 4 = 8